Desacuerdo con todo: Lecciones

sábado, 18 de marzo de 2017

Lecciones



Nunca se sabe cuándo te encontrarás con uno de esos reveses de la vida, que te golpea en la cara dejándote atónito cuando te creías que ya no podía ocurrir. Es increíble que la vida humana se resuma en eso, en ir dándote piñazos para darte cuenta de que realmente no hay nada que esté en tus manos o bajo tu control.


Creo que es una de las cosas más importantes que toca aprender. Nada es seguro, nada está bajo tu absoluto control. Ni se te ocurra ser tan soberbio/a de pensar eso, pues es lo más falso que puede haber.

Siempre se ha dicho que la vida es incierta, y así es. Te levantas todas las mañanas exactamente de la misma manera, sobre la misma hora, para hacer lo mismo de todos los días y seguir tu estilo de vida estable, apaciguado y tranquilo. ¿Te crees que durará para siempre? Pobre imbécil iluso.


La mierda ocurre, y ocurre siempre en el peor momento para tí. Igual es porque la vida se resume en una serie de etapas y fases, las cuales consisten en estar como el culo para luego volver a estar neutro.


Es por eso que es absolutamente necesario aprender a disfrutar de estar tranquilo. Exacto, de la tranquilidad. Esa sensación que te invade para decirte que no ocurre ni ocurrirá nada, para hacerte sentir seguro y para relajarte. De costumbre, mucha gente lo suele llamar directamente "aburrimiento", porque no se han tomado la molestia ni de observar y disfrutar el momento presente. De eso habla todo el rollo del 'Carpe Diem' a fin de cuentas, ¿no?



También ocurre que en tu vida puedes encontrar cotorras tartamudas por doquier, las cuales no entienden el concepto explicado más arriba y llenan el silencio y la tranquilidad con palabras tontas y mítines que no interesan a nadie excepto a estas. Eso es algo normal, ya que no se han tomado la molestia de meterse en la piel de las demás personas mientras cuentan esas gigantescas gilipolleces que tanto les entusiasman.


La vida hasta el día de hoy ha sido un juego muy peligroso e inestable, y parece ir a más según avanzan las cosas. Es imparable, incesante y muy duro.




Que cada cual haga su interpretación. Vía libre.

1 comentario:

  1. Se que puede sonar a manual barato de autoayuda, pero lo digo de todos modos, porque lo siento como cierto: la vida la vivimos con nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra mente, no hay más posibilidades. En Occidente ahora mismo no estamos en guerra, ni hemos padecido últimamante tsunamis, alarmas nucleares, etc, por lo que nuestro cuerpo está bastante seguro, puede comer, dormir, respirar ... Por ello, cuando dices "La vida hasta el día de hoy ha sido un juego muy peligroso e inestable" te refieres a la vida emocional y/o mental, o sea, a cómo vives en tu interior lo que pasa allí afuera. Es de hecho una buena notícia (o no tan mala), porque un desastre natural o una guerra no la puedes parar, pero sí puedes, si quieres hacerlo, modificar tu mirada, tus expectativas, y con ello mejorar tu estado interior, que es tuyo, de nadie más. Se puede hacer de muchas formas, la fácil es cerrándote, insensibilizándote, pasando de todo, es muy común como defensa, muy de adolescente, pero también se puede intentar entender que la gente somos imperfectos, débiles, incompletos, idiotas, etc y por eso pasa lo que pasa, se puede avanzar en ese camino de comprensión, y eso es crecer como persona, es madurar. Y acabo con una (otra) cursileria, pero que seguramente también es cierta: "La flor que crece en la adversidad, es la más hermosa de todas" - Mulan, Disney Factory. !Ánimos!

    ResponderEliminar